PSICOLÓGIA MED

El ser humano está compuesto por 3 dimensiones, el cuerpo, la parte psicológica y el espíritu, los cuales, permiten el desarrollo del ser y el desenvolvimiento en la vida cotidiana. Cuando alguna de estas se encuentra fallando o en una inadecuada utilización, se verá reflejado de una u otra manera en todo el sistema (dolores físicos, ansiedad, depresión, apatía, entre otros). El dolor es una alarma del cuerpo, comunica que no hay un equilibrio en algunas áreas del ser humano y expresa lo que no está funcionando adecuadamente al interior. Por tal motivo, se observa la gran necesidad de intervenir oportunamente, con el objetivo de mejorar la calidad de vida.

El dolor es una de las causas de incapacidad más frecuentes y una de las razones que llevan al individuo a buscar cuidados médicos. Constituye un tema central en las ciencias de la salud, no solo con un costo económico, sino también, el gran sufrimiento humano, especialmente en el caso del dolor crónico.

El dolor es un fenómeno complejo resultante de la interacción de componentes sensoriales, cognitivos y afectivos. Por tanto, el dolor crónico puede ser debido a la nociocepción, a causas psicológicas o a fenómenos puramente conductuales basados en el aprendizaje. Entre los numerosos factores psicológicos que pueden afectar al dolor se pueden destacar los siguientes:

  • Los pensamientos y emociones: pueden influir directamente sobre las respuestas fisiológicas; así por ejemplo, los pensamientos estresantes pueden conducir al dolor en las partes del cuerpo que son  vulnerables. 
  • Los factores psicológicos: también al enfrentamiento del dolor, con aspectos como los sentimientos de indefensión que pueden incrementar el dolor, o las interacciones con otras  personas que pueden reforzarlo.